Otra visión sobre las garras de los dragones chinos

Otra visión sobre las garras de los dragones chinos

Otra visión sobre las garras de los dragones chinos

Los dragones imperiales chinos o coreanos tienen cinco dedos en cada pie; los dragones indonesios cuatro, y los japoneses tres. Para explicar este fenómeno, la leyenda de los dragones chinos cuenta que, aunque los dragones se originaron en China, mientras más lejos estuvieran de ese país menos dedos tendría. Estos dragones tienen una mitología muy diferente al de los dragones europeos, que eran malvados (especialmente el dragón rojo y el dragón negro).

Otra visión sobre las garras de los dragones chinos

Otra visión sobre las garras de los dragones chinos

Es por eso que los dragones sólo existen en China, Corea, Indonesia y Japón, ya que si estuvieran en un país más lejano no tendrían dedos. La leyenda japonesa cuenta una historia opuesta, según la cual los dragones tuvieron su origen en Japón, y mientras más lejos viajaran mayor cantidad de dedos tendrían en resultado. Si viajaban demasiado lejos tendrían demasiados dedos  y no podrían caminar.

Estas teorías fueron rechazadas en Corea e Indonesia. Otra interpretación cuenta que, según varias fuentes, incluyendo documentos oficiales de tiempos antiguos, los dragones chinos comunes tenían cuatro dedos, pero el imperial cinco. Era una ofensa muy grave que alguien que no fuera el emperador usara el motivo del dragón de cinco dedos.

Las fuentes coreanas no están de acuerdo con esta historia, ya que el dragón Imperial del Palacio Gyeongbok tiene siete garras, lo cual implica una superioridad sobre el dragón chino. Esta imagen de dragón está escondida entre las vigas del palacio y no se encuentra a la vista, lo cual sugiere que, aunque los coreanos pensaran que era superior, también sabían que sería ofensivo para la corte imperial china mostrarlo.